PERSÉFONE

En la mitología griega, Perséfone (en griego antiguo, Περσεφόνη Persephónē) es hija de Zeus y de Deméter. La joven doncella, también llamada Kore, se casa con Hades y se convierte en la reina del Mundo de los muertos. Se la vincula con dos estados contrapuestos, la primavera y la muerte. Luego de un largo camino de autoconocimiento puedo diferir de la contraposición y asegurar que una deviene de la otra y que el punto de convergencia es más vital de lo que parece. Pero vayamos al desgloce.

Perséfone es una mujer que es obligada a actuar contra su voluntad. Las esculturas que narran el rapto siempre me causaron escalofríos, como si me inundara una extraña sensación de familiaridad y me despertara profundos sentimientos de compasión y sororidad.

Hay aquí un cruce entre 2 problemáticas interesantes; por un lado Perséfone deja a su madre y se convierte en una mujer y por otro, la acción que genera este devenir es un rapto, un hombre que quiere poseerla.

De cualquier manera, ella no ejerce su libertad individual. Siendo hija o esposa, acá o allá, es una marioneta que cede el control de su ser. Pero…¿Dónde está realmente Perséfone? ¿Qué desea? ¿Cómo se da lo que necesita para su bienestar emocional, físico y mental? ¿Es una mujer esclava del deber?

Suena poco lógico que lo mencione pero raptar mujeres no es correcto, esta percepción que un cuerpo de mujer tiene actualmente en sociedad no es tan diferente a un relato mitológico que lleva siglos en el imaginario colectivo. Un hombre que desea y se obsesiona obtiene su premio, un trozo de carne llamado Perséfone. Y esto es algo que no comprenderé jamás, la necesidad de apropiación de la carne. Esos muslos son de Hades, él está marcando un terreno que le pertenece, que hace suyo mediante el abuso de su poder y su fuerza. Relatos como este hay miles, lo peligroso es seguir perpetuando imágenes de mujeres desapropiadas de su propia corporalidad.

¿Por qué existe la delimitación de la corporalidad ajena? ¿Será que estamos destinada a ser la propiedad privada de alguien que no respeta nuestros límites y se apropia de lo único que tenemos certeza que es nuestro? ¿Por qué cedemos lo más valioso que tendremos en este mundo tangible? Me remite al rol del señor feudal en la edad media, el que cuida el feudo. Señor yo puedo cuidarme sola y no debo pagarle impuestos a nadie por habitarme. Este territorio es mío.

Todas hemos sido Perséfone. Pero hay una excelente noticia, ya no es necesario complacer este mandato de poder omnipotente de propiedad, porque somos totalmente soberanas de nosotras mismas. No es no amor, y complacer los deseos del ego y la personalidad de un ente patriarcal quedará en el olvido. Tu deseo es oro. Somos responsables de nuestro placer y es nuestro deber conectarnos con lo más profundo de nuestra esencia y darnos todo lo que necesitamos. La solución jamás está afuera, no vendrá nadie a salvarnos de un sistema retrógrado que nos convierte en objetos parlantes. El camino evolutivo está en mirarnos de frente y hacernos cargo de crear la vida que deseamos. Somos una fuente inacabable de placer y doler ya no es una opción. La decisión siempre está en nosotras, que despierte esa mujer salvaje, instintiva, natural, orgánica que sabe todo lo que necesita para sanarse a sí misma.

Bajemos al inframundo por decisión propia. Perdonemos nuestras heridas de fragmentación, nuestros espacios negados y rechazados para ser aceptadas en sociedad. Que toda esa fragmentación se unifique en un potencial de energía creativa que se expanda por toda nuestra cuerpa de mujer.

No encarnamos para ser víctimas del patriarcado. La víctima es parte del pasado. Seamos mujeres activas en sociedad. Expresemos nuestros deseos del inframundo para que desde las cenizas, renacidas, empecemos a florecer. La primavera está detrás del inframundo. ¿Atravesamos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s