ANNE CON UNA E

Lo más bello de consumir arte en cualquiera de sus formas y manifestaciones es el reflejo y movimiento que causa la apropiación de la obra. Cuando genera algún tipo de identificación en el que de alguna manera ese exterior trae mucha data de búsquedas personales es cautivadoramente convergente. Una diáfana rendición a la belleza de tu interior. Y solo para aclarar, la belleza para mí radica en sentir la libertad.

Sin más preámbulos, que hayan cada vez más propuesta audiovisuales en plataformas populares que construyen nuevos pensamientos, que invitan a la deconstrucción, que alientan a la inclusión y que hoy tenga un gran índice de popularidad me genera mariposas en la panza. Me parece de vital importancia la actualización constante del imaginario colectivo. Mis anteriores entradas del blog tienen que ver con el consumo de la mujer objeto perpetuado por la Historia del Arte y por la naturalidad de la gestación de una sociedad que aún tiene firmes raíces misóginas. Si la producción de estas imágenes se tomaran con total responsabilidad y con el objeto de construir esta nueva sociedad para todxs, habrían más Annes en nuestras vidas y menos mujeres desesperadas, superficiales, trabajólicas, amantes, dependientes, complacientes, sexualizadas, hembristas o machistas.

Esta serie de 3 temporadas es de recomendación obligada si aún no la has visto y buscas contenido de calidad. La poética de la imagen y del guión, que es realmente una obra de arte en sí mismo, narran la historia de una niña huérfana que emprende la aventura de sentirse amada y de pertenecer a la sociedad que la circunscribe.

Anne con una E invita a la reflexión constante. El universo florido, poético, romántico, impulsivo, fuerte y audaz de la protagonista ofrece cuestionamientos que abren una visión más igualitaria y justa de la sociedad. Será que pertenecer siempre ha sido una incógnita en mi joven vida, aún así el percibir a una niñamujer afirmando sus ideales sin conformarse con lo establecido normativamente es placer visual orgásmico para mis conexiones neuronales, sensoriales, álmicas y todo lo que devenga.

Las posibilidades que se abren para el amor son infinitas y no hay un manual que reglamente como debe ser. La belleza de la singularidad de cada vínculo que se gesta es la genuina visión de la inclusión. El valor incondicional de la amistad es parte fundamental. La visión de la educación como herramienta para involucrarse en sociedad es digna de admirar y como un mal referente puede condenar la esencia de ser unx mismx. La marginación y el rechazo de determinados grupos que son excluídos solo por ser diferentes afirma una variante que al día de hoy no se extingue, pues el mundo no sólo es para hombres, blancos, con dinero, heterosexuales y con poder. También relata como el fanatismo religioso puede ser totalmente destructivo y castrador. Y lo que principalmente me convoca, como se puede crear una nueva mujer en sociedad que pueda ser fiel a sí misma sin ser repudiada, abandonada, excluida, rechazada, ninguneada y prejuiciada. Cómo una mujer puede crear su propia vida acorde a sus ideas, sus pasiones, su creatividad e imaginación, su fuerza e ímpetu, su intensidad, su libertad, su esencia, su humanidad, su servicio, sus elecciones y su independencia.

La historia propone una hermosa familia no convencional que es el puente a la construcción del amor propio de Anne. Cuando se trata de amor solo hay que abrir el corazón.

Para abrir nuestros corazones primero desmitifiquemos el amor romántico y su inevitable asociación a una pareja sexoafectiva. Al abrirlo lo que fluye por nuestra sangre es esencia pura. Nadie nos enseñó a amarnos a nosotras mismas y no soy pelirroja pero nunca me gustó mi pelo lacio. El camino de su autoafirmación es trascender todos los paradigmas sociales, familiares, culturales, políticos, económicos y patriarcales. Lo que me lleva a afirmar que ser en sociedad no anule nuestra esencia y amor propio para poder pertenecer a un mundo desigual.

Detrás de un comienzo hostil y no correspondido siempre está la mujer que deseamos ser sin restricciones incoherentes y dementes. Vamos por ello.


2 comentarios en “ANNE CON UNA E

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s