DARK LIBRA. Hijas de Venus.

Bienvenidas al dark side de la energía más bella y armoniosa del zodíaco. Plantear un lado oscuro después de esta descripción parecería un antónimo declarado a la mariposa social libriana. No obstante es de suma importancia poder notar, cualquiera fuere el signo a investigar en su profundidad, la baja vibración de los arquetipos del mandala zodiacal, ya que allí se alberga mucha data de nuestras sombras no integradas y probablemente proyectadas al exterior. Sobre todo con la energía de Libra que de por sí es la energía de compartir con otrx.

Libra se caracteriza por ser el signo del balance, de la armonía, de la justicia, de las relaciones de pares, de la belleza y el arte, entre otras características y regalos maravillosos de esta energía en su más alta vibración y consciencia. Pero aquí estamos para bajar a Libra a la realidad y con esto no quiero decir que estas cualidades sean mentira, sino más bien el camino propuesto es poder atravesar la sombra, abrazarla y salir con todo el power a los regalos que solo por sintonizar Libra están latentes en tu interior.

Si en tu carta natal naciste con Sol, Luna o Venus en Libra o en casa 7, Venus dominante o con aspectos tensos, planetas en casa 7 o ascendente en Libra el potencial de esta energía es alto. Lo que hay que saber discernir es como se está introyectando.

No por nada el planeta regente de Libra es Venus, Afrodita en la mitología griega, diosa del amor y la belleza. Conocer los mitos milenarios son un puente directo al imaginario colectivo de como se fueron formando las sociedades desde hace siglos. Suena muy muy lejano, pero ¿Realmente lo es?

LA VANIDAD.

En una mitología patriarcal dónde el que decide el destino de todo es un dios hombre, Zeus, Afrodita, la más bella, es la más deseada del Olimpo, lo que despierta la envidia de las demás diosas y la eterna vanidad con la que somos condenadas desde que nacemos mujeres.

Se nos impone un canon de belleza hegemónica del que somos presas inconscientemente desde que mamá intenta tapar las estrías del embarazo y el exceso de peso, es decir desde la gestación. Todos los cuentos de la infancia llevan consigo la idea de una princesa bella e impoluta y disputas de vanidad. Ser la más bella es incoscientemente lo que nos da el valor de presentarnos en sociedad, lo que nos habilita como mujeres socialmente aceptadas y bien vistas.

La vanidad denota un afán excesivo de ser admiradas y consideradas por ello y todo nuestro entorno está predispuesto de manera que caigamos en ella. Si aún no has leído la entrada “La cuerpa del consumo” puede ser un buen complemento de esta lectura. La belleza hegemónica, la vanidad y los estereotipos socialmente impuestos son la trampa más común y pública de la sombra de la energía de Libra. Estar siempre bellas es una condena que encima nos habilita como mujeres. Una ficción sostenida en el tiempo desde momentos inmemoriales. Y la pregunta sería ¿Qué es la belleza? Y allí hay tantas respuestas como personas en este mundo. Por lo que esta baja vibración sería revindicable empoderando tu Venus natal, indiferente del signo y de la carga Libra de tu carta. Sintiéndote bella solo por tu existencia. Dime dónde está tu Venus y te diré como crear tu propia belleza.

ADICTA A LA SEDUCCIÓN.

En la mitología grecorromana, Venus despierta celos, competencia y envidia entre mujeres. Es una temprana guerra entre nosotras de la que somos víctimas y victimarias, una amenaza constante dónde el valor está depositado en ser las más bellas, las más deseadas y cautivar por supuesto el deseo y amor de los hombres. -Si soy la más bella y las más deseada, tendré un hombre disponible sin mucho esfuerzo. Detrás de algo tan banal se esconde una sombra más profunda, sentirnos en constante validación para atraer a otrx. El problema radica cuando la validación es externa, los juegos de seducción son el poder de la autovaloración. Y no hay ningún enrosque con el flirteo, es divertido y en buena vibra una gran herramienta. El límite se origina cuando en esa acumulación de hombres/mujeres seducidxs o en la ausencia de ellxs encuentro la validación de mi ser. En este caso todo está proyectado hacia afuera, ¿qué ocurre con mi auto validación? Tener más o menos pretendientes no nos hace ni más bellas, ni más capaces, ni más valoradas en el mercado del plural. Competir con otras mujeres por el amor o el deseo de otra persona es continuar con la guerra de las mujeres relegadas a la vanidad y la validación de los hombres en tanto mujeres bellas disponibles para otro. No tener novio siempre ha sido un pecado y la desgracia de una solterona y acumular conquistas nos tilda de histéricas o promiscuas. Siempre las mujeres que pasaron por el objetivo deseado son una amenaza, siempre ha sido motivo de división e incluso de no tener códigos estar en disputa con otra mujer por un hombre, le damos valor a la figura del hombre deseado por sobre el desapego, la libertad y la sororidad. ¿Será que en el fondo seguimos sosteniendo la idea de ser las más bellas y deseadas por sobre otras mujeres, y no la versión más bella y sexy primero para nuestra propia validación que luego será compartida?

COMPLACIENDO

La energía de Libra es la primera del zodíaco que advierte la presencia de otro signo enfrente, Aries. Por ello es la energía del descendente, de la casa 7, de todo lo que no soy yo (casa 1), es el no yo, es el otrx. Es indispensable la energía de Libra para relacionarnos con otra persona, nos abre la disponibilidad de generar un vínculo. El peligro se advierte cuando las relaciones que generamos están basadas en complacer a otra persona, cediendo en favor de los deseos de ese otrx. “Siempre se estará pendiente de hacer sentir bien al otrx, de no realizar el gesto incorrecto y de no adoptar la actitud inadecuada”. Existe detrás de esta búsqueda excesiva de la armonía una total represión del deseo genuino y propio. Es una inhibición total del contacto con lo que realmente se desea ya que expresarlo amenaza la armonía del vínculo. Detrás de complacer a otrx se esconde el sacrificio de la espontaneidad y la sinceridad. Es como invisibilizarse lenta y dolorosamente. Bajo el adormecimiento de la complacencia pronto será una relación dependiente funcional a esta renuncia del deseo propio en un estado de anestesiada y falaz diplomacia. En las relaciones dependientes el miedo de perder al otrx, implica perder la propia identidad. Poner todas las fichas en una canasta, jugarte all in a un único vínculo que moldea tu deseo sostendría la idea de quién sos en ese momento determinado mientras dure. Sin embargo en el momento en que cedemos nuestro deseo ya nos perdimos a nosotras mismas. Por algo el signo complementario es Aries, la fuerza y la potencia del yo, de la identidad. Sabiendo quién soy y que deseo como individuo puedo compartirme y vincularme sin perder mi independencia. El deseo siempre es tuyo, hay que hacerlo valer y saberlo compartir con quién este disponible y no con vampiros de la dependencia.

CONFLICTO ¿DÓNDE?

Si Libra es el signo de la armonía, la diplomacia y los buenos modales el conflicto es un acto criminal. Esta sombra libriana está representada en varias películas en dónde el personaje no es respetado pero su buena disposición en la vida y repentinamente todo cambia cuando se polariza en mandarlo todo al carajo y hacerse respetar a como dé lugar. Los protagonistas llevan rutinas complacientes en donde se rehúsan al conflicto y la vida y los vínculos se los llevan por delante. El giro se produce cuando toman acción en expresar el desacuerdo. Es clara la polaridad Aries-Libra, aunque ninguna de las 2 energías en la vibración más alta. Enfrentar el conflicto es parte de la autoexpresión. La vida en eterna diplomacia fingida hará de tu interior un volcán en peligro de erupción aunque seas la persona más Libra de la tierra. Es sano enojarse y expresarlo, poner límites y sacar la ira hacia afuera. El aprendizaje está en el como hacerlo sin llegar a la tendencia de la polarización. Ni sonreír en pose y armonía cuando están pisoteando tu ser ni convertirte en Godzilla para poner sanos límites. Y aquí podríamos invocar la energía más alta del balance de Libra. Encontrar el punto justo entre uno y otro.

EMBELLECER LA REALIDAD

La belleza se traslada a todas las áreas de experiencia. Otro punto sensible puede ser colocarle el filtro de belleza a las situaciones difíciles. Siempre teniendo en cuenta estos aspectos antes mencionados; rehusarse al conflicto, la búsqueda de la armonía perpetua, ser complaciente en las relaciones, renunciar al deseo propio y ser mariposas bellas sociales de buenos modales, puede tender a disfrazar la realidad con un tono más bello de lo que realmente es. Esta aparente realidad termina convirtiéndose en una versión más light. Nombrar las cosas por su nombre es también hacerse cargo y responsable de la realidad para crearla con consciencia. Cuando dejamos de cubrir la realidad con flores y colores enfrentamos relaciones como verdaderamente son. Fue cuando entendí que mis amigas me hacían bullying y que mi novio abusaba de una sexualidad no compartida. Estás relaciones terminaron cuando ya no fui funcional al mecanismo y cuando enfrente mi realidad como era. Pero el cambio total en mi cuerpa, mente y alma se dió cuando dejé de embellecer la realidad y, en cambio, la desnudé.

Las imágenes propuestas responden a una performance que realicé justo antes de hacer consciente que estaba atravesando una muerte psicológica. Si bien esto corresponde al próximo post dark, Escorpio, mi muerte simbólica tuvo mucha relación con mi manera de vincularme hasta ese momento. El problema inició cuando no me veía a mí misma en mis relaciones y cuando intenté retomar el control de mi deseo y entrenar el balance entre la ira y la complacencia, muchas relaciones murieron también. Cuando nos vinculamos de alguna manera existe un principio de complementariedad y de espejo. Ese vínculo siempre trae muchísima información de tu propio ser. Sostener relaciones dependientes, falsas o sumisas ya no era mi elección. Para crear nuevas relaciones y reinventar las que tenía tuve que volver a crearme y a conectarme con quién soy. El eje Aries-Libra es un gran motor de aprendizaje en mi vida. Si hay un desbalance de toda esta sombra libriana sal corriendo como buena ariana a tu principio de identidad. Perderse en el otrx nunca será un modo sano de relacionarnos.

Libra trae un aprendizaje bellísimo y unos talentos maravillosos que tal vez proponga en otro post. Traigo la sombra a tus manos, a tus ojos, a tu lectura, no por deprimente o negativa, más bien para ser cada día más dueñas y soberanas de nosotras mismas. Los regalos de Libra los disfrutaremos y serán siempre bien valorados socialmente pero las sombras siempre son los lugares que preferimos mantener en secreto y en el inconsciente porque nos muestran parte de nuestro trabajo pendiente, de nuestras debilidades y nuestra vulnerabilidad. Cuando aprendemos que todo ello es energía en potencia para poder trascender, la luz emerge y nos comenzamos a alinear con quienes somos realmente. Si tenés potencial de energía Libra ved por ello y si no también. Todxs tenemos Libra y Venus en alguna parte de nuestra rueda zodiacal.

Por más relaciones sanas y conscientes, por más belleza natural y genuina, por más conexión con nuestros deseos, por más autovalor y por más expresión sin represión. El equilibrio, el balance, la belleza y la armonía se vuelven reales cuando tu deseo se fortalece. Somos arte, depende de nosotras estar disponibles a esa belleza de apertura. Solo falta recordar que…

~ Ser mujer es nuestro poder ~

2 comentarios en “DARK LIBRA. Hijas de Venus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s