EROS

¿Por qué es tan peligrosa la energía Eros?

No es ninguna novedad que el erotismo siempre tuvo mala reputación. Las mujeres que conectaron abiertamente con su sexualidad y con su potencial de energía erótica fueron literalmente quemadas en la hoguera por brujas herejes. Esta información no solo se traslada como leyendas urbanas de transmisión oral, sino que también nos habita como sociedad, formando los modos y maneras de ser una mujer funcional al sistema. O más bien como sobrevivir dentro de él.

De esta manera, las mujeres entendimos que para no morir teníamos que responder a la represión de nuestra libertad sexual; cerrar las piernas, nunca desobedecer los deseos de un hombre y menos ser vista públicamente como una mujer erótica porque es una deshonra para su reputación y para la de su familia. El erotismo siempre fue sinónimo de lascivia, una mujer abiertamente sexy dueña de su deseo siempre fue una puta.

La domesticación de la sexualidad solo nos llevó a estar disponibles, disociadas de nuestras cuerpas, de nuestras necesidades y deseos. Somos entes que satisfacen y así adormecemos nuestro potencial de energía Eros. En varias charlas con amigas he podido percibir como todo el tiempo estamos limitando esta potencia, por miedo a no agradar, a no sentirnos sexys, a quedarnos con la fantasía de ser nuestro personaje más erótico en la mente. De por sí todo el tiempo recibimos información externa que nos convence de que nunca somos suficientemente bellas ni sexys, lo cual claramente nos inhibe la conexión salvaje con nuestro verdadero erotismo. Y por otro lado, también he estado en charlas con hombres que declaran que no les gusta que su pareja sexual “sea demasiado puta en la cama” o que una mujer cataloga solo como amante, de la cama para adentro, ya que una relación seria es para una mujer más seria o mejor dicho más fácil de domesticar. ¿Por qué sería esto una amenaza? Una mujer que responde a sus instintos sexuales no tendría por qué ser un problema y mientras haya consentimiento de ambas partes no hay dilema en lo absoluto. No se trata nada más de disfrazarte una vez por qué alguien te lo pidió o hacer un bailecito erótico por el mismo motivo. Se trata de que conozcas quién sos en la totalidad de tu eros sin condicionamiento externo. Y sacar todo ese power dormido o limitado es destapar un caudal de energía que nos eleva y libera. No solo podremos disfrutar de una sexualidad más libre y espontánea, al sacarnos los cinturones de castidad y del deber no nos para nadie en la vida misma.

Los miedos más implícitos que nos habitan tienen que ver con el riesgo a sufrir algún tipo de abuso o violación. Terminamos cuidando las maneras y las formas para que nadie sienta que tiene derecho sobre nuestras cuerpas. Nuestros límites son tan vulnerables que preferimos seguir reprimiendo nuestro Eros inconscientemente.

¿Nunca te has preguntado qué tipo de mujer serías en la cama o en el chamuyo o simplemente caminando por la calle desplegando toda tu magia erótica sin miedo a ser quemada en la hoguera o víctima de la violencia? Tal vez implica una amenaza al sentido de pertenencia o a la propiedad privada o al ego de alguien, pero ¿Qué sentido tiene la represión?

Te propongo un desafío. El auto erotismo no solo te ayuda a aceptarte con todas las letras, también es una herramienta para conocerte sin filtros. Y ahí también le quitamos el velo al romanticismo. No se necesita a alguien en frente para demostrarle nada. Todo lo que logras sola después se comparte y si tu pareja tiene la apertura te aseguro que lo gozará sin juicios porque ya los juicios murieron en ti. Ponete sexy para vos misma, auto seducite, mírate con deseo, probá movimientos, auto validalos, todo lo que salga de ese estado de mujer salvaje, es tuyo y muere por ser parte activa, natural y consciente de tu energía

Hay tantos tipos de erotismo como mujeres en el mundo of course. Tal vez hay una imagen preconcebida de látigo y sadomasoquismo, pero sigue siendo una construcción social. Ser tierna puede ser erótico, tus ideas pueden ser eróticas, tus habilidades físicas, tu manera de sonreír… Hay un universo enorme que espera que lo explores con consciencia y lo compartas con libertad.

La vida se goza, y no solamente en el sexo, se goza la existencia. Y estar alertas de lo erótico que es estar vivas es un viaje de ida.

¡Disfrútate mujer!

#mujersehace

6 comentarios en “EROS

Responder a rimasflotantes Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s