BENDITA BRUJA

Históricamente la quema de brujas en el pasado fue el acto más público y consentido de un genocidio tremendo contra las mujeres. Citaré algunos párrafos de bibliografía respecto al tema que dan escalofríos.

En 1486, dos monjes dominicos, Henry Institoris y Jacques Sprenger, publican en Estrasburgo una extensa obra titulada “Malleus Malificarum”, “El martillo de las brujas”. Se trata de un manual para uso de los Inquisidores y de los magistrados dedicados a la lucha contra la brujería. Los autores, ambos Inquisidores, demuestran primero que la brujería es una realidad y observan que es un fenómeno, casi exclusivamente femenino, lo que nos convierte a las mujeres en las cómplices favoritas de Satán.

LASCIVIA

Estos hombres de Dios, describen a la brujería como un vasto complot demoníaco que tiene por objeto destruir al mundo cristiano. Aprovechando la debilidad y la lujuria de las mujeres, el demonio las ha seducido y corrompido. Uniéndose carnalmente con ellas, las ha convertido en sus criaturas: la lascivia fundamental de las mujeres, denunciada por todos los teólogos desde los primeros tiempos de la iglesia es la causa de todo.

La libertad sexual siempre ha sido una herejía. Digamos, una mujer que goza y desea es una bruja y merece morir. Lo absurdo es que en verdad lo hace porque es esclava de otro “hombre”, Satanás. No existe la posibilidad de libertad ni de autonomía. Las brujas tienen también un dominante patriarcal, lo cual es bastante desalentador. No somos fuertes y sexuales por decisión propia. Satanás es quién rige este libertinaje digno de la hoguera. Entonces inconscientemente una mujer no es nunca dueña de sí misma. Sea desde la luz del cristianismo castrador o desde la oscuridad del demonio malechor. Peor condena que el patriarcado jamás habrá…

LA CURANDERA

En aquellos tiempos, la culpable por excelencia era la curandera. Pocas conductas en la historia de la humanidad se han librado de la represión. Las hierbas, aunque parezca increíble, también han sido motivo de persecución, sobre todo las que cumplían una función contraceptiva. Las hierbas han acompañado a las mujeres en su larga lucha por evitar embarazos no deseados. Al día de hoy seguimos luchando por la legalización del aborto. La maternidad será deseada o no será no es un tema new age, es histórico. Que sea ley implica asumir la libertad de decidir de la mujeres y la aceptación de una liberación que jamás hemos gozado, teniendo en cuenta que el rol principal socialmente establecido de la mujer siempre ha sido ser madres. Sin entrar en debate en un tema tan amplio que amerita un post que pueda abarcar todas las áreas de la propuesta o brujería, la curandera en aquellos tiempos como en los actuales merecía la muerte o el repudio social.

Desafiar los conocimientos establecidos hasta el momento siempre fue una invitación a no pensar por nosotrxs mismxs. Nada era cuestionable. La caza de brujas significó la eliminación de mujeres inquietantes, a las que responsabilizaban de las desgracias. A menudo, personas mayores, aisladas, que habían perdido marido, hijxs y parientes. Una mujer mayor sola es una amenaza social.

LOS JUICIOS

Frecuentemente, la acusada comenzaba por negar los hechos de los que se le imputaban. Entonces era sometida a la “pregunta”, es decir, a la tortura. Los suplicios soltaban las lenguas y las brujas reconocían exactamente lo que los magistrados deseaban. Para ellos la confesión era esencial puesto que sin ella no tenían derecho de pronunciar la sentencia. Y, como los jueces estaban convencidos de la culpabilidad de las brujas, recurrir a la tortura formaba parte del procedimiento normal. Las escasas acusadas que resistían el suplicio eran condenadas al destierro. Bajo tortura los jueces hacían confesar a sus víctimas el pacto con Satanás y la cópula con el diablo, la participación en el aquelarre (reunión de los miembros de la secta satánica), que habían renegado de su fe cristiana, y les hacían reconocer que poseían un polvo diabólico destinado a los maleficios. Las confesiones provocaban la condena en la hoguera, prontamente ejecutada. El Martillo de las brujas cumplió eficazmente su misión.

Me resulta sorprendente, a pesar del paso de los años, la naturalización de los femicidios. La realidad es que también esta es una historia genocida totalmente patriarcal y misógina que ha modelado nuestra sociedad y las formas y maneras de ser una mujer. El sexo siempre ha sido un motivo de represión y no dejo de abrir los ojos ante tanta bibliografía expuesta que justifica la sexualidad femenina únicamente como motivo de procreación. No obstante, los casos de mutilación del clítoris en otro continente dan fe de que aún en estos años supuestamente lejanos, la libertad, el placer y el gozo femenino es una herejía que debe ser penada.

La bruja representa definitivamente el lado oscuro de la presencia femenina. Es la sombra. Es la mujer fuera de todo control. Estar en contacto con nuestra oscuridad, con nuestro útero, con nuestro vacío fértil siempre será el camino de la evolución personal.

MENSTRUACIÓN, LUNA NUEVA Y EL ARQUETIPO DE LA BRUJA.

No hay nada mas brujil que estar conectadas con nuestras fases. Mi agenda lunar creada por Caro Cutri, @mitica.consciencia en instagram, es mi compañera y guía durante mi ciclo. En ella comparte esta información: fase menstrual – luna nueva – arquetipo de la bruja.

La fase de la Bruja es una etapa de introspección. Las energías se vuelven intuitivas y se deja de buscar la expresión externa, es el momento de alejarse de lo mundano, dormir y soñar, expresar la magia con delicadeza y frenar el ritmo de vida; es la oportunidad de buscar solución a los problemas y de aprender a aceptar el pasado y la incertidumbre del futuro. En esta fase la mujer se abre a las energías y a los instintos más primitivos, y su sexualidad -que florece como cuando hay luna llena- ahora le permite elevar su espiritualidad en vez de conducir sus energías hacia el mundo físico.

Estar disociadas de nuestro poder femenino siempre ha sido garantía de control. Desde el inicio del concepto, brujas han sido llamadas las mujeres conectadas con su sexualidad, con la naturaleza, con sus ciclos, con su mundo interior y con sus capacidades de crear sus propias vidas. Simplemente, una mujer que conecta consigo misma, sabe que es lo que desea y necesita. La eterna amenaza del patriarcado. Que la brujería arda con la intención de liberación y conexión con la sagrada energía femenina.

Que el aquelarre sea enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s