LUNA LUNERA

Este post es el segundo respecto a la conexión con la Luna. La primera parte lleva el mismo nombre y la intención esta puesta en la revalorización y deconstrucción de la menstruación y la conexión con nuestra naturaleza cíclica. Lo podes encontrar en la sección Blog. Para esta ocasión la atención se la daré a un tema que es una incógnita para mí, la maternidad.

En astrología la energía de nuestra luna natal es la que tiene el registro de nuestra infancia y de la relación con nuestra madre. La luna es la madre. Conocer los mecanismos de tu luna natal es un despertar de consciencia sin dudas solo hay que convertirla en el regalo hermoso de ser tu propia mamá en la adultez. Para este encuentro, las invito a repensarnos con respecto a la maternidad socialmente establecida.

Hay algo que me parece surrealista y es la idea, tan fuertemente arraigada, que por el simple hecho de nacer mujeres deseemos ser madres. O peor aún, lo necesitemos. Muchas veces he oído la frase de que una mujer no se ha realizado en la vida porque “pobre” no fue mamá. Durante mucho tiempo las mujeres hemos sido concebidas como máquinas productoras de bebés. Ese siempre fue nuestro rol principal, parirle hijes al sistema. El deseo de esa mujer embarazada siempre fue secundario, realmente ¿Cómo una mujer no querría ser madre? Bruja, zorra, asesina, loca, sistémicamente no desear ser madre es sinónimo de pecado mortal. Crecí creyendo que sería mamá. De niñas implícitamente nos hacen pequeñas mamás cuida bebotes de plástico. Nunca me encantaron los bebotes, ni los cochecitos, pero ¿por qué a los varones no se los asocia con la paternidad desde tan pequeños? digo, no tendría nada de malo que un nene juegue a ser papá y que hayan productos para que su imaginario infantil lo haga posible. Tener úteras nos convierte en madres potenciales. Una mujer que ya no menstrúa sale tristemente del sistema como también una madre soltera. Esta matrix esta programada para eternizar la familia tipo preestablecida que hará que el sistema siempre funcione. Papá trabajando, mamá gestando. Propuse en mis historias de instagram (@lunaencasaocho) la posibilidad de cuestionarnos y visibilizar como la mujer de hoy desea o no desea la maternidad.

Las madres tuvieron un fuerte punto de convergencia, ser mamás reales. El deber ser es un estigma que sigue oprimiendo a las mujeres y encasillando en estereotipos de la mamá ideal que están muy lejos de la realidad. ¿Por qué el sistema se encarga de romantizar la maternidad? ¿Será para perpetuarla? De alguna manera sigue latente la renuncia al deseo en pos de continuar un falso legado social. Está la tendencia de cuestionarle o decirle a la mamá cómo, cuándo, dónde, porqué tiene que hacer las cosas y la única recomendación ahí es que… mejor se meta en su propia vida señora. Nadie nace sabiendo maternar, que la experiencia sea totalmente reveladora. Y habrá tantas maneras de ser mamá como mamás en el mundo.

La otra mitad dio visibilidad a la duda o la negación a ser madres. Cuestionarnos si realmente queremos ser mamás en algún futuro es algo relativamente nuevo. Aún el aborto no es ley, pero toda la movida que trajo consigo esta posibilidad de no gestar han movido los cimientos de la nueva mujer de hoy y del futuro. Los bebotes siguen existiendo pero al menos las adolescentes crecen sabiendo que la maternidad es una opción más. De todos los cuestionarios que propuse la opción que más votos tuvo y casi unánimemente fue “La maternidad será deseada o no será”. Lo leo y me parece tan obvio que es burdo que como mujeres estemos gritando algo que debería ser normal. Ganar espacio en este sistema respecto a decidir si queremos gestar o no es totalmente revolucionario. La cuenta de instagram @privilegiados_rrss invita a la deconstrucción de la masculinidad hegemónica y estos 2 videos me parecen muy oportunos para el cambio colectivo.

Para mí la maternidad es tan amplia y con tantas posibilidades que se me abren más preguntas que respuestas. Cuando era una niña creía que a los 30 tendría 4 hijes. A 3 meses de cumplirlos me cuestiono si el deseo de ser mamá nace del fondo de mi ser y mi útera o sigue siendo un mecanismo impuesto por la sociedad. Las acciones cuidar, nutrir, alimentar, gestar, crecer despiertan la función lunar de maternar. Siempre he gestado proyectos creativos y a mis obras les llamo mis hijas. Intento gestar semillas energéticas dentro de mi útera y visualizar la vida que deseo crear en esta encarnación. Mi útera es una fuente inagotable de vida, florece cada día y me ocuparé de que sea así siempre. Cuidarme y darme lo que necesito es una manera de automaternarme para también poder cuidar a las personas que quiero. La función lunar de maternar no se activa sólo gestando bebés. Ser mamá y haberlo deseado debe ser una experiencia bellísima y admiro profundamente la labor de una mamá, solo creo que es un estadio más y no la única manera de serlo. Compartirte mis experiencias con sinceridad para poder cuestionarnos sobre determinados temas siento que es una manera de acompañar tu autocuidado y empoderamiento ¿y por qué no sería una función maternal? Despertar esta energía maravillosa indiferente sea tu género es parte de nuestra evolución. Primero maternarnos a nosotrxs mismxs, para poder darle a nuestrxs hijxs (en todas las formas posibles) una sana nutrición y crecimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s