BENDITA BRUJA

Históricamente la quema de brujas fue un acto de misoginia que contribuyó a la naturalización de los femicidios. La bruja representa definitivamente el lado oscuro de la presencia femenina. Es la sombra. Es la mujer fuera de todo control.