ESTE CULO ES MÍO.

En algún momento de nuestra existencia alguien nos tocó el culo sin consentimiento y fue normal. La naturalización del abuso ya no es una opción mi amor.