ARTEMISIA

La historia contada por las mujeres es bastante diferente. La mujer, ante ojos hedonistas, es siempre objeto nunca sujeto.